sábado, 28 de febrero de 2009

O´ob, los primeros pobladores

Hermosillo, capital del estado de Sonora desde el año de 1879, en la actualidad es una ciudad donde se pueden observar diversas manifestaciones de grupos culturales locales y algunos más que han llegado con el paso del tiempo; pero ¿quiénes fueron los primeros habitantes de esta región?

Durante la conquista de los pueblos mexicanos, los misioneros fueron los encargados de la conversión de los pueblos nativos a la vida civilizada, en sus exploraciones estos misioneros fungieron también como cartógrafos. En el noroeste, hacia el año 1692 el misionero Adán Gilg localiza el asentamiento que actualmente es Hermosillo, como Pitiquín de Pimas Cocomacoques, siendo este el registro más antiguo que se posee de la actual capital de Sonora.

El asentamiento se ubicaba en la confluencia de los ríos San Miguel y Sonora. Dicho territorio era ocupado por el pueblo autodenominado o´ob -gente-, aunque es popularmente conocido como “pima”, debido a las primeras interacciones con los europeos, pues pim era el término en su lengua para decir “no entiendo” o “no sé”.

El pueblo o´ob emigró desde el oeste de Canadá y al llegar a Sonora luchó contra los seris (comca´ac), despojándolos hacia la costa. Los pimas eran seminómadas, ocupaban cuevas, practicaban la caza, la recolección, preparaban conservas de los frutos de temporada para ser consumidos durante la época del año que éstos escaseaban.

Los o´ob construían armas como los carcaj, flechas, macanas y hondas, y además poseían técnicas guerreras. Depositaban su fe en un ser superior no definido, que era representado por la persona más longeva de la etnia, le otorgaban atribuciones de juez y hacedor y aunque realizaban fiestas en su nombre nunca le construían altares ni figura de ídolo.

Los o´ob fueron parte de múltiples levantamientos durante las décadas siguientes a su encuentro con el hombre blanco. Con el paso de los años fueron siendo desplazados hacia zonas más marginales, restringiéndose actualmente sólo a comunidades de la sierra Madre Occidental. Aunque ahora los pimas nos parezcan pueblos ajenos o lejanos es importante saber que nuestras raíces no se encuentran tan lejanas, pues aún a mediados del siglo XIX los pimas formaban parte de nuestra sociedad, aunque de forma minoritaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada